Suenen dulces himnos

Suenen dulces himnos, gratos al señor
y oiganse en concierto universal,
desde el alto cielo baja el salvador
para beneficio del mortal.

Gloria, gloria sea a nuestro dios
gloria, si cantemos a una voz,
y el cantar de gloria que se oyó en belén,
sea nuestro cántico también.

Salte de alegría lleno el corazón,
la abatida pobre humanidad.
Dios se compadece viendo su aflicción
y le muestra buena voluntad

Gloria, gloria sea a nuestro dios
gloria, si cantemos a una voz,
y el cantar de gloria que se oyó en belén,
sea nuestro cántico también.

Surja en nuestras almas noble gratitud
hacia el que nos brinda redención,
y a jesús el cristo, que nos da salud,
tributemos nuestra adoración.

Gloria, gloria sea a nuestro dios
gloria, si cantemos a una voz,
y el cantar de gloria que se oyó en belén,
sea nuestro cántico también.
comments powered by Disqus
Copyright © 2014